EconomiaNews.es

Diario económico

Economía digital frente al covid19

Dinero digital
Cierto es que la digitalización le agrega un coste a las transacciones, que podrían dejar a muchos negocios fuera de juego, pero si hiciésemos un análisis valor vs coste, entenderíamos que es más que justificable el valor añadido que supone la digitalización, y rendirnos ante esta realidad; la manipulación del dinero físico podría ser un perfecto hilo conductor y propagador del novel coronavirus.

El dinero físico: una alfombra roja de bienvenida para el  Covid-19.

“África necesita un modelo disruptivo con políticas que lo acompañen para cambiar su forma de producción y alterar su economía. Apostando por una educación digital masiva, rica en valores ecológicos, para responder a las aspiraciones de la siguiente generación, con el fin de mitigar los dos grandes eventos del siglo que tenemos como desafío: el cambio climático y la revolución tecnológica».

Oscar A. NCHASO – Fundador, Director Ejecutivo Dreams Hub.

Elaboré este artículo en el 2018, sin embargo solo hoy, en plena tormenta del Covid-19, ha decidido cobrar todo su sentido, fuerza y firmeza. 

Países como Suecia, China o Corea del Sur, son hoy líderes de las transacciones digitales, a través del móvil, con tecnología QR, o conocidos implantes de microchips debajo de la piel para pagar por ciertos servicios públicos, abrir residencias u oficinas sin necesidad de llaves, como habremos visto  en videos que circulan por internet y en las redes sociales. Todo ello, con el fin de dar ese salto estructural definitivo que exige el veloz y vertiginoso cambio  tecnológico en su presente continuo.

Probable, posible o preferible, África no puede ni debe quedarse a observar ni especular, deberíamos anticiparnos y/o adaptarnos, ya que cuanto antes sea nuestra reacción e invirtamos todos los recursos necesarios a nivel global, ante esta situación excepcional, menos gastaremos más tarde para la reactivación, una vez recibamos la factura total post covid-19. 

Gran mayoría es aficionada al futbol, pues preguntémonos: ¿Si todo esto fuese un partido de futbol, queríamos ser porteros o delanteros?

El 85% de las transacciones de consumo mundiales se hacen en efectivo, según el Instituto de Coordenadas, y en África, las operaciones ordinarias en efectivo alcanzan el 99% del volumen total (Europapress).

Con sus más de 200 millones de habitantes, Nigeria, la nación más poblada de África, impulsó a una de las empresas de pagos digitales más grandes del país a actuar. La empresa Paga, realizó ajustes de tarifas, lo que permitió a los comerciantes aceptar pagos de los clientes de Paga de forma gratuita, una medida «destinada a ayudar a frenar la propagación del coronavirus al reducir el manejo de efectivo en en país.

En Sudáfrica, la startup de pagos para pequeñas empresas Yoco alenta  a sus clientes a usar la opción de pago sin contacto en sus máquinas de punto de venta. 

Kenia, líder de África en la adopción de pagos digitales, recurrió al dinero móvil como una herramienta de salud pública a través de la mayor empresa de telecomunicaciones del país, Safaricom, implementando una exención de tarifas en el producto líder de dinero móvil de África Oriental, M-Pesa, para reducir el intercambio físico de divisas. 

En marzo, el banco central de Ghana ordenó a los proveedores de dinero móvil que renunciaran a las tarifas de las transacciones para retirar efectivo de billeteras móviles. 

BANGE, el Banco Nacional de Guinea Ecuatorial recomienda a través de mensajes de alerta a todos sus usuarios hacer uso del servicio de Web-banking y de los cajeros automáticos para limitar sus desplazamientos y aglomeraciones en sus agencias, frente a la pandemia global del COVID-19.

Dreams Hub (Guinea Ecuatorial), que recientemente se convirtió en miembro oficial de AfriLabs (una organización de red de 174 centros de innovación en 45 países africanos), el Hub es también miembro de Young African E-Commerce, liderado por Alastair Tempest, y también se encuentra trabajando en soluciones digitales: un market place, y un monedero electrónico, entre otros proyectos, para satisfacer la emergente demanda digital.

¿Sería este el punto de no-retorno y la consolidación de la digitalización monetaria? La inmediatez en la implementación de estas y otras medidas de acompañamiento, dependerán en su mayor grado, de la evaluación (importancia y urgencia), así como de la visión a corto, mediano y largo plazo de todas las partes implicadas; tanto de los decisores políticos y económicos así como la adaptabilidad por parte de la población en su conjunto.  

Cierto es que la presencia de economías informales o sumergidas que favorecen o garantizan el anonimato, son todavía la razón principal de resistencia al cambio de paradigmas, que permite entre otras, opinan muchos analistas, posibles actividades ilegales, o amenazas tan preocupantes y tan reales como supone la manipulación y el intercambio de dinero en efectivo ante la actual crisis. 

Meta o reto, necesitamos incrementar los productos financieros digitales, los monederos electrónicos y los modelos de pago como los códigos QR para poder segmentar y canalizar las transacciones informales alejadas de la banca tradicional. Mientras tanto y hasta ahora, las únicas vacunas conocidas como más efectivas contra el coronavirus  son: distanciamiento social y resiliencia. 

Démosle una vuelta al artículo, la próxima entrega consistirá en un análisis más profundo.

“Al final todo saldrá bien, si no sale bien no es el final”. John Lennon